jueves, 14 de mayo de 2009


Extrañar lo que nunca tuve, porque no quedo nada, porque no hubo nada, porque te quise sin quererte realmente, porque te ame sin amor. Porque fuimos la nada misma, fuimos un espejismo, ¿fuimos? no, no fuimos. Fui tal vez, fuiste, no se. Me quedo con la duda de saber si lo hubieramos logrado, si hubieramos podido contra todo. Me quedo con las preguntas sin respuesta, con tu adios estupido, porque nunca me habias dicho hola, me quedo con la verguenza que me da haberte amado tanto, me quedo con tu venganza, con tu odio, me quedo con lo unico que fue mio alguna vez, tu tiempo inservible, tus sobras. Me quedo con el no saber absolutamente nada de vos, el no saber realmente que sentias, el no saber si alguna vez hubo algo mas que deseo. Tal vez por el simple hecho de que era imposible se volvia tan provocador, me imaginaba en tus brazos, necesitaba tus besos, necesitaba una dosis de vos, una dosis de tu mirada, de tu sonrisa, de tu voz. Me imaginaba pudiendo decir que me habias elegido a mí, que me creias unica, que me creias especial. Me imaginaba con fuerza, me imaginaba como nunca fui, porque creia que si tenia tu amor iba a poder ser mejor, iba a poder contra el mundo y no iba a necesitar ya mas nada. Y lloro sin explicacion, nadie lo entiende y a mi me importa muy poco, solo lloro porque quizas pude tenerlo todo y lo deje ir. Se que es poco probable, se que te creo mejor de lo qe realmente sos, se que mi imaginacion es poderosa y mi necesidad de confiar en el destino aun mas. Si esto fuera una confesion, diria que nunca en toda mi vida me senti tan bien, tan llena de paz como esa vez en que me miraste, y me senti elegida, me senti especial, me senti tuya y te senti mio, y aunque nada fue conciso, fue real. Me queda todo, me quedan todas las pruebas, me queda el ultimo dia en que te vi que fue horrible, me queda tu manera de jugar conmigo, me queda esa persona indefensa que caia rendida a tus pies y que no podia si no tenia al menos una puntita de tu existencia, me quedan mis errores, me queda tu desprecio, me queda lo chiquita que me hacias sentir, me queda lo mucho que te llegue a odiar, me queda mi negacion, me queda mi orgullo y tu orgullo; pero mas me quede con esa mirada, porque fue lo unico real. Me quedo con el silencio, con el tiempo en el que yo no conocia lo hiriente que podias llegar a ser, y vos no conocias lo estupida que podia llegar a ser yo. Me quedo con el deseo, con el no saber, con el querer empezar algo que no pudo ser. Me quedo con los sueños que nunca vas a saber, con los escritos que nunca vas a leer, me quedo con lo unico real, con el amor que yo sola construi en base a una mirada tuya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada